Como eliminar la grasa que tienes acumulada por años

Como eliminar la grasa que tienes acumulada por años

Si tienes malos hábitos alimenticios tendrás que hacer mucho ejercicio para que no tengas repercusiones en tu cuerpo.

Tienes que saber que no hay, no existe algún ejercicio que te elimine toda  la grasa,  ayuda hacer abdominales si tienes grasa en el abdomen  y del mismo modo si haces ejercicio para la cadera no te quemara 100 % la grasa que tengas acumulada en esa área.

Lo más conveniente es tener un entrenador personal que te ayude a trabajar áreas específicas y atacar con rutinas que él te pondrá para ir quemando la grasa.

Nota

¿Te gustaría contar con un Plan nutricional profesional? Te invitamos a que visites Apfel-Essen.com.gt Clínica Dietética en Guatemala, que también cuenta con los servicios de:

Queda claro que la grasa no se acumula de la misma manera en todas en las personas.

Con esta pequeña introducción no queda claro que podremos detectar los problemas de sobre peso e implementar medidas para combatirla y eliminarla.

Como eliminar la grasa que tienes acumulada por años
Como eliminar la grasa que tienes acumulada por años

¿Cómo eliminar la grasa que tienes acumuladas por años?


Obesidad por sedentarismo:

Es muy notoria su aparición y se manifiesta de manera principal alrededor de la cintura. Sobre todo en los hombres a causa de largos periodos de inactividad. De manera regular se da en personas que anteriormente habían realizado algún tipo de actividad física y que acostumbraron a su cuerpo a estar ejercitado y de forma repentina abandonan su rutina, como es el caso de los ex deportistas. Si el organismo se activa de nuevo estas personas puede volver a eliminar toda esa grasa con gran facilidad.

CLAVE: Evitar las dietas hipocalóricas. Constantemente se da en personas que incluso ingieren muy poco alimento pero que al mismo tiempo tiene muy poca actividad física. Eso explica porque el ritmo metabólico empieza a tener un descenso constante, hasta que el organismo se vuelve ahorrador de grasas y estas se acumulan en la zona de reserva.

Las personas comenten el error de perder peso, llegando incluso a pensar que lograran perder kilos en semanas cuando han ganado toda esa grasa en meses. Llevar a cabo una dieta estricta y ponerse a trabajar con cardiovascular y bajar la intensidad tampoco es la mejor opción ya que en muchos casos en lugar de acelerar el metabolismo lo baja aún más.

Lo más recomendable no es comer menos si no comer lo necesario a lo largo del día y añadir un plan de entrenamiento donde se combine fuerza y trabajo cardiovascular, así conseguiremos elevar nuestro metabolismo y consumir mucha más energía. De esta forma estaremos obligando a nuestro cuerpo a consumir las reservas de grasas existentes.

Debes asegurarte de incrementar tus niveles de glucógeno para mantener la intensidad a la hora de realizar tu entrenamiento, porque de lo contrario deberás olvidarte de obtener resultados notorios a la hora de eliminar ese salva vidas que esconde tu estómago.

 Obesidad en los glúteos:

Comúnmente esto se presenta en el sexo femenino y se caracteriza visualmente por lasllamadas chaparreras las ubicamos en la cadera y en algunos casos se extienden hasta las rodillas. Generalmente aparecer en la adolescencia y en la menopausia por desequilibrios hormonales, siendo mucho más difícil su eliminación. No se recomienda el consumo de alcohol o de tabaco y evitar mantenerse sentada durante largo tiempo.

CLAVE: Evitar el sedentarismo. Comúnmente este depósito de grasa en la mujer es acompañada por la aparición de celulitis, la desagradable “piel de naranja”. Los factores comunes son los hormonales, la alimentación, hábitos no saludables y problemas de circulación.

El ejercicio, las rutinas para tonificar nos brindan beneficios significativos que son totalmente notorios. También  ofrecer firmeza al musculo, acelera nuestro metabolismo, incrementa el consumo calórico y además, quema grasas. Para mejores resultados deben de ir acompañado de ejercicio aeróbico ligero o moderado.

 Obesidad abdominal nerviosa

La grasa es muy notoria en el área del abdomen. Principalmente la adquirimos por la ansiedad, estrés y depresión. Se caracteriza por sensaciones de fatiga, agotamiento y deseo de ingerir gran cantidad de azúcar entre comidas, en ocasiones puede producir inflamación en el abdomen poco después de haber ingerido alimento.

CLAVE: Controlar la ansiedad. Es primordial el controlar la alimentación y en la medida de lo posible, regular los factores que pueden llegar a generar ansiedad. Cuando tienes estrés y ansiedad, nuestro cerebro envía una señal a las glándulas adrenales para que la hormona cortisol se libere. Si la ansiedad, el estrés o la depresión se mantienen constantes, los niveles de cortisol no van a bajar y esto provocara que el organismo libere glucosa a nuestra sangre. Si nosotros no realizamos ningún tipo de actividad física, esta glucosa se deposita como grasa en el tejido adiposo.

Para controlar la sensación de hambre y evitar ingerir alimentos de forma compulsiva es muy importante mantener nuestros niveles de glucosa estables, evitando cualquier tipo de situación de hipoglucemia. Se recomienda comer cada dos o tres horas como máximo, así evitaremos que los niveles de glucemia en sangre tengan caídas significativas. El retardar tus comidas y decidir hacerlo más tarde o peor aún, no comer, puede traer consecuencias como la de empezar a acumular grasas. Al prolongar una glucemia baja, estamos provocando que la sensación de hambre se intensifique y sea muchísimo más fuerte. A las tres o cuatro horas de no haber ingerido alimento, la gula es tan fuerte que comemos de forma compulsiva e irresponsable.

Obesidad circulatoria venosa

Esta situación tiene una gran influencia genética ya que suele aparecer en el embarazo acompañada por problemas circulatorios con inflamación en las paredes venosas. Con frecuencia presenta síntomas como gran intolerancia al calor, pesadez, acumulación de líquidos y tobillos hinchados.

CLAVE: Favorecer la circulación. Una prueba muy rápida que puedes hacer para comprobar o descartar problemas circulatorios es presionar la piel de las piernas. Si queda una pequeña parte hundida y se mantiene por un tiempo hasta poder recobrar su forma, deberías acudir al médico para prevenir complicaciones. Las personas con este tipo de alteraciones no deben realizar ejercicios que impliquen un acto impacto como caminatas o alguna actividad relacionada con bailar, que en lugar de ser ayudarle podría llegar a causarles dolor. Es recomendable, según la causa, tomar mucha agua ya que puede ayudarnos a que la situación mejore de manera importante. Pero el agua también podría resultar beneficiosa si te sumerges en ella. El aumento de la presión hace que los fluidos salgan. Así que tomar un baño, nada o alguna actividad similar, serian una excelente para eliminar esos líquidos acumulados y mejorar tu circulación.  Realizar ejercicio es necesario, ya que esto activa la circulación en las piernas y ayuda al cuerpo a arrastrar el exceso de líquido, eliminándolo por medio de la orina y el sudor. Para evitar complicaciones y algún tipo de lesión, son mucho más recomendados los trabajos que te permitan permanecer en posiciones sentadas e incluso tumbadas como la bicicleta o como ya se mencionó anteriormente, la natación.

Obesidad metabólica aterógena

El estómago toma un aspecto de una pelota redonda e hinchada, en ocasiones rígido. La grasa se encuentra concentrada en esa área, rodeando el hígado y agrandando alarmantemente el cuerpo abdominal hacia afuera. Esto se pasa regularmente por consumir exceso de alcohol y algunos otros excesos calóricos. Es usual padecer síntomas como no poder respirar, somnolencia y aumento de calor excesivo tras ingerir cualquier tipo de comidas.

  • CLAVE: No tomar la cerveza. Esta grasa está unido a alteraciones cardiovasculares metabólicas, comúnmente viene acompañada de hipertensión y triglicéridos elevados. Esto es importante, para que se elimina relativamente fácil si combinamos una buen régimen alimenticio y haciendo ejercicio.

Por el sobrepeso, se producen lesiones en la columna y por otra parte, en algunos casos el aumento del volumen abdominal obstruye el movimiento en muchos ejercicios. Las personas creen que haciendo muchísimas abdominales van a perder la grasa en esta área  del estómago, pero no es así, estos ejercicios aparte de ser molestos para personas con esta situación, pueden causar lesiones. Si  es tu caso no lo hagas, olvídate de hacer esto. Es más seguro para ti, hacer tu rutina combinada de tonificación muscular y trabajo aeróbico.

Obesidad alimentaria

Esta se caracteriza por el acúmulo de grasa alrededor de la zona del cuello, también por toda la zona del torso pero no en cadera y piernas. Es un tipo de grasa que se relaciona al riesgo cardiovascular y por lo tanto a largo plazo puede poner en riesgo la salud. Además, esta capa de grasa provoca una sensación de calor que generalmente está acompañada de transpiración excesiva.

  • CLAVE: Centrarse en la alimentación saludable. Realizar cualquier tipo de ejercicio de cualquier tipo va a resultar positivo, pero la clave en estos casos es que vaya de la mano con una buena alimentación. Comenzar a eliminar las grasas saturadas y limitarte a comer azúcares, así como evitar alimentos muy calóricos como el alcohol (cerveza), son un punto importante para que tu organismo se ajuste a una alimentación saludable. No tienes que hacer una cantidad elevada de ejercicio. Si tu alimentación es adecuada y realizas mínimo 30 minutos al día de alguna actividad física, empezaras a ver resultados rápidamente.

Pero lo mas importante de todo es que tengas determinación y voluntad, recuerda que hace mas el que quiere que el que puede y si otros pudieron tu también lo lograras.

Cuanto más grandes sean tus ambiciones más grandes serán tus resultados

Ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas Sólo tienes que hacer clic en alguno de estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!
Ayudanos a compartir esta información
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido !!